lunes, 9 de febrero de 2015

Los Grammy de las estrellas


Ayer se celebró la gala de los premios más importantes de la industria de la música. Así que, obviamente, yo no podía perderme la cita, aunque fuera en diferido -como el contrato del señor Bárcenas-.

Si por algo se caracterizaron esta entrega de premios fue por la presencia y, sobre todo, la actuación de las mayores estrellas del panorama musical. Pero empecemos por los premiados. Sam Smith se llevó nada menos que cuatro trofeos -merecidísimos-, seguido por Beyoncé con tres.  Chica, Beyoncé, deja algo para los demás. La perfección de esta mujer me empieza a cansar, la verdad. Por cierto, Lady Gaga consiguió su sexto Grammy por Cheek to Cheek y yo que me alegro. 


Sin embargo, lo que llamó la atención no fueron tanto los premiados como los que no lo estuvieron. Katy sigue con la vitrina para los Grammy que se mandó hacer en casa cogiendo polvo. Sinceramente, antes me hacía gracia, pero me parece que la Perry ha influido suficiente en la música como para tener un tocadiscos de estos. Pero, sin duda, lo que más me indignó de toda la noche fue que Sia se fuera con las manos vacías. ¡Sia! Estuvo nominada en cuatro categorías y no se llevó ni la de mejor vídeo, premio que era obvio que debía ser para Chandelier -y así se vio en los TT, por cierto-.



En cuanto a las actuaciones, dentro de que como he dicho había grandes referentes de la música sobre el escenario, se me hicieron muy poco impactantes. No sé si por Cheek to Cheek o por la industria en general, pero ahora se ha puesto de moda ir de artista y no de extravagante. Esto se vio en las actuaciones y también en la alfombra roja -por eso dio un poco el cante Madonna de torera, cosa que no habría pasado hace un par de años-.

Dentro de estas actuaciones más simples estuvo Sam Smith, Lady Gaga y Tony Bennett, Beyoncé, Jessie J y Tom Jones, Rihanna, Katy Perry y Ariana Grande. Voy a detenerme en estas dos últimas, ya que de las demás poco puedo decir a parte de que vocalmente fueron muy buenas. Katy cantó By The Grace of God en forma de balada, muy emocional y con unos efectos de sombras muy interesantes. Además, a nivel vocal empezó un poco floja pero en general lo resolvió bastante bien. La duda de si fue playback la Super Bowl no la tengo resuelta, aunque es verdad que la chica ha mejorado. No se sabe si la canción será single -imperdonable que no lo haya sido Walking One Air, mejor canción del disco- o simplemente fue un live de despedida de la era PRISM similar al streaming del ArtRAVE. 





Ariana por su parte cantó Just a Little Bit of Your Heart. Mi no entender. ¿Cómo anuncias que tu nuevo single es One Last Time y acto seguido cantas otra canción? De verdad, hay veces que esta gente no tiene dos dedos de frente. Y lo mismo digo de Sia. Su performance fue genial, como siempre. El problema es que cantó Chandelier. Señora, que acabas de lanzar Elastic Heart, igual vendría bien un poco de promoción. 


Y ahora voy con la actuación que más expectación había levantado, Living for Love de Madonna. En mi opinión fue resultona, sin más. A ver, visualmente estuvo muy bien, intentando replicar el videoclip. Sin embargo, estuve más pendiente de que le saliera bien y que la gente no se metiera con ella, que disfrutándola. La gente dice que fue playblack, yo lo comparto a medias. El apoyo vocal estaba muy alto y había momentos en que se callaba, pero creo que sí cantó. Además, tampoco hubo tanta coreografía, se pasó media performance en brazos de los bailarines. Eso sí, la foto final fue de lo mejor de la gala. 


Esto dio de sí la gala de los Grammy. ¿Qué os pareció? He hablado de lo que me ha parecido más relevante, aunque me he podido dejar alguna cosa. En general me pareció una gran gala, que reunió a las mayores estrellas de la música en un mismo lugar -llega a haber un atentado y me da algo-. Sin embargo, después de todo el hype que se había montado, creo que las actuaciones estuvieron muy enfocadas a lucirse vocalmente y me faltó algo más visual, lo que le vino bastante bien a Living for Love. 





2 comentarios:

  1. La gente que va de artista me aburre, quiero petardeo en el escenario. Supongo que el resto de la 1ª división del pop está esperando que vuelva a actuar la Gaga haciendo de las suyas para poder disfrazarse y no ir tan sosas como ayer. Me gusta pensar que tienen un grupo de WhatsApp donde le preguntan qué se va a poner y a partir de ahí ya deciden ellas si ir a la tienda de disfraces o no.

    Lo de la Katy NoGrammy da un poco de pena, la verdad. Pero más triste hubiera sido que ganara alguno porque nos quedaríamos sin chistes. Respecto al playback en la Super Bowl, creo que le pasó como a Madonna en esta actuación y a veces le subían el volumen de más y por eso parece que no canta. No me parece mal si la actuación es movida. Aquí, la Perry, actuó imitando a no sé quién porque no me pega nada ni la estética ni la puesta en escena con lo que suele ser ella. 'Walking One Air' única canción del disco que me gusta de verdad y pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también quiero petardeo. Los Grammy siempre suelen ser más tranquilos, pero este año ha sido más soso de lo normal. Espero que sea eso y en los próximos premios haya más movimiento (y por movimiento me refiero a momento Madonna+Gaga).

      ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar